Retocar imágenes de cámaras digitales para trabajos de impresión CMYK

de Pratik Shah

En este tutorial, trataremos varios pasos importantes para retocar una imagen de cámara digital y procesarla para su uso en un trabajo de impresión CMYK. No obstante, es posible que sea necesario modificar varias opciones o valores de configuración para obtener el resultado deseado en función de la imagen que hayas seleccionado.

Antes de empezar este tutorial, comprueba que tienes configurada la Administración de color tal y como se muestra en la siguiente captura de pantalla. La configuración de Administración de color puede definirse en Herramientas > Administración de color > Configuración predeterminada. Puedes cambiar el perfil de color CMYK para que coincida con el perfil de color que vaya a utilizar tu proveedor de servicios de impresión para este trabajo.

Suponiendo que tengas instalada en el sistema la actualización Corel PHOTO-PAINT X7.2, abre la imagen con la que deseas trabajar en PHOTO-PAINT X7 (Archivo > Abrir). Al abrir la imagen, se mostrará un cuadro de diálogo Información de color que indica que falta un perfil de color (tal y como se muestra a continuación). En la lista desplegable Asignar perfil de color, selecciona el perfil RGB predeterminado (sRGB IEC61966-2.1) y haz clic en Aceptar para cerrar el cuadro de diálogo.

1. Comprobación de la gama de colores

Primero vamos a comprobar si la imagen tiene colores que se encuentran fuera de la gama de colores (que no se podrían imprimir en CMYK). Haz clic en Ventana > Ventanas acoplables > Configuración de prueba de color. Se abrirá la ventana acoplable Configuración de prueba de color. Activa la casilla Colores de prueba en la ventana acoplable. Justo debajo de la casilla hay una flecha que sirve para ampliar Advertencia de gama. Haz clic en la flecha y activa al casilla Colores fuera de gama. De forma predeterminada, se mostrará una advertencia de gama en color verde fluorescente. Puedes seleccionar cualquier color para la advertencia que sea adecuado para la imagen. En el desplegable Simular entorno, selecciona el perfil de color que vaya a utilizar el proveedor de servicios de impresión para el trabajo. En la siguiente imagen puedes ver las áreas en verde fluorescente que están fuera del intervalo de impresión del modelo de color CMYK. Más adelante en el tutorial aprenderemos a solucionar este problema para evitar obtener resultados no deseados.

Por el momento, nos limitaremos a desactivar de nuevo la casilla Advertencia de gama.

2. Reducción de ruido

La mayoría de las imágenes capturadas con una cámara digital tienen algún ruido y, en la mayoría de los casos, el ruido se percibe mucho más claramente en el canal azul de las imágenes RGB. Haz clic en Ventana > Ventanas acoplables > Canales para abrir la ventana acoplable Canales. En la ventana acoplable Canales, está activa la opción Canales RGB de forma predeterminada. Prueba a hacer clic uno a uno en los canales RGB para encontrar el canal con el máximo nivel de ruido. Con ese canal seleccionado, aplica una pequeña cantidad de desenfoque al canal con Efectos > Desenfocar > Desenfoque gaussiano. Empieza con un radio muy pequeño de, por ejemplo, 0,5 px. Cambia el radio según sea necesario en incrementos de 0,5 px. Tendrás que parar en un valor que reduzca el nivel de ruido sin desenfocar demasiado la imagen. Una vez que estés satisfecho con el resultado, haz clic en Aceptar para confirmar los cambios. Reactiva Canales RGB para cambiar a la vista de todos los canales.

3. Cambio de modo de imagen

La mayoría de las cámaras digitales capturan imágenes en modo RGB y las guardan en formato JPEG. El primer paso va a ser cambiar el modo de imagen a CMYK, que es nuestro modo de salida de destino, para obtener el resultado deseado. Para cambiar el modo de imagen, en el menú Imagen selecciona Convertir a color CMYK (32 bits).

En función de la imagen seleccionada, es posible que percibas un cambio (o pérdida) importante en la información de color. Es algo normal, puesto que el modelo de color RGB tiene una gama de colores mucho más amplia que el modelo de color CMYK. Así también te aseguras de obtener una copia impresa muy similar a la imagen que ves en pantalla. Comprueba, además, que la imagen que utilizas tenga una resolución mínima de 300 ppp. Para comprobar la resolución de la imagen, haz clic en Imagen > Volver a muestrear.

Una vez cambiado el modo de imagen a CMYK, ya no se mostrará la Advertencia de gama de color que vimos anteriormente. Esto se debe a que, durante la conversión, todos los colores fuera de gama se sustituyen por el color CMYK más cercano en función del Perfil de color CMYK, Efecto de representación y Motor de color seleccionados en el cuadro de diálogo de configuración de administración de color.

4. Ajuste del matiz de color

A menudo, es necesario corregir el matiz de color de la imagen. El matiz de color de la imagen proviene de las condiciones de iluminación de cuando se capturó la imagen. Para corregir el matiz de color, haz clic en Ajustar > Laboratorio de ajuste de imagen y mueve el control deslizante Temperatura ligeramente hacia el color naranja (color cálido) para corregir el matiz azul. Si la imagen tiene un matiz amarillo, puedes mover el control deslizante hacia el color azul (color frío).

En este ejemplo, la imagen tiene un matiz de color ligeramente azul que necesitamos corregir. Arrastramos el control deslizante hacia el color naranja (valor Kelvin 4.650) para reducir el matiz de color azul. Verás el resultado en la siguiente imagen.

5. Ajuste del equilibrio de color

A continuación, necesitamos ajustar el equilibrio de color de la imagen. Vuelve a Ajustar > Laboratorio de ajuste de imagen.

En el cuadro de diálogo de ajuste de imagen, verás dos herramientas de cuentagotas con un punto blanco y negro (imagen anterior). El cuentagotas con el punto blanco representa el selector de punto blanco y el cuentagotas con el punto negro representa el selector de punto negro. A continuación, haz clic en el selector de punto blanco y haz clic en el color blanco de la imagen. Asimismo, haz clic en el selector de punto negro y haz clic en el color negro de la imagen. Observarás un cambio importante en la profundidad de color. Verás el resultado en las siguientes imágenes.

6. Mejora de la exposición de la imagen

Abre la ventana acoplable Administrador de objetos presionando Ctrl+F7 (o Ventana > Ventanas acoplables > Administrador de objetos). Selecciona la capa Fondo y haz una copia de la capa presionando Ctrl+D (o haz clic con el botón secundario y selecciona Objeto > Duplicar). Cambia el Modo fusión de la capa copiada a Pantalla y cambia la opacidad de la capa a 50%. Es posible que debas ajustar el valor de opacidad varias veces hasta obtener el resultado deseado. En algunas imágenes el modo de fusión Oscurecer color puede proporcionar un mejor resultado. En este tutorial se utilizó el modo de fusión Pantalla con una opacidad de capa del 30%.

Cuando estés satisfecho con el resultado, presiona Ctrl+Mayús+Flecha abajo (u Objeto > Combinar > Combinar todos los objetos con el fondo) para combinar las capas.

7. Perfilado de la imagen

El siguiente paso consistirá aplicar perfilado a la imagen. Haz una copia de la capa Fondo presionando Ctrl+D. Con la capa copiada seleccionada, haz clic en Efectos > Perfilar > Paso alto. Selecciona un valor de Radio que te permita distinguir los bordes de la imagen (imagen inferior izquierda). Ahora cambia el Modo fusión de la capa a Luz suave y ajusta el valor Opacidad de la capa hasta obtener el resultado deseado. En algunos casos en los que la imagen es muy plana, puede ser necesario el Modo fusión Luz fuerte para mejorar el perfilado. Una vez que estés satisfecho con el resultado, presiona Ctrl+Mayús+Flecha abajo para combinar las capas. En el ejemplo (imagen inferior derecha), se usó el Modo fusión Luz suave con una opacidad del 100%.

Para terminar, nunca guardes el archivo en formato JPEG para impresión. Guárdalo siempre en formato TIFF para conservar la calidad de la imagen.

Nota: no todas las imágenes son iguales. En función de la imagen, es posible que tengas que emplear distintas combinaciones de comandos y opciones de configuración para obtener un buen resultado. Corel PHOTO-PAINT incluye varias herramientas y comandos que puedes emplear para modificar la imagen.

Los pasos anteriores pueden utilizarse en la mayoría de las imágenes para retocarlas hasta obtener la calidad deseada.